Busquele y no lo hallé

Tus amores son más deliciosos que el vino, y el aroma de tus perfumes,
mejor que todos los ungüentos.
¡Tus labios destilan miel pura, novia mía!
Hay miel y leche bajo tu lengua, y la fragancia de tus vestidos
es como el aroma del Líbano.

Esa belleza es del Cantar de los cantares de Salomón, una de las cosas más eróticas y amorosas que he leído en la vida. Lo leí por primera vez de niña, así que no entendí mucho que digamos, pero sí podía ver la inmensa belleza en las alusiones y el gozo de la vida detrás de las palabras.
La versión completa está aquí. Aunque hay varias versiones, claro; el título viene de la versión que yo recuerdo con más cariño y que todavía usaba un español –digamos– arcaico.
Descubrí que lo más divertido es leer el Cantar en una de esas biblias anotadísimas donde “explican” en notas al pie que lo que el señor Salomón (el sabio, desde luego) quiso decir es que la Iglesia (con alta) es la amada y Cristo es el amado… Lo que hay que ver.
Lectura más que recomendada para 2014.
Empecemos el año como se debe.
Salud.

Deja un comentario

Archivado bajo Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s